A tiempo… y fuera de tiempo.

 

Dentro de la actividad periodística y como medio de comunicación, nos vemos continuamente bombardeados por noticias, sucesos, información actualizada de manera instantánea por parte de nuestros corresponsales en las diferentes ciudades y por los ministerios internacionales, quienes continuamente realizan una labor en la extensión del Reino de Dios; lo que nos permite ser agentes trasmisores y difusores a través de nuestras redes sociales, pagina web y medios escritos, a la velocidad sorprendente de la internet.

 

Ya el segmento cristiano nos reconoce y nos buscan para estar al día en el acontecer diario, es ahí, que hemos querido enfocarnos en ofrecer esa “Noticia positiva de Colombia para el mundo”, pero desafortunadamente, es más el material negativo que circula que nos vemos obligados a “pescar” dentro de ese mar de información, lo edificante, positivo e enriquecedor para la vida espiritual de nuestros lectores.

 

No obstante, no podemos tapar el sol con un dedo… Cómo ignorar el derramamiento de sangre ocasionado por los grupos extremistas islámicos que vienen haciendo a nuestros hermanos cristianos que predican la Palabra de Dios en el Medio Oriente y países musulmanes. El avance de subculturas urbanas que influyen a nuestros jóvenes adolescentes a abandonar los principios y valores enseñados en casa, las aprobaciones a pasos agigantados y a nivel mundial del matrimonio gay y adopción de niños para parejas del mismo sexo, la decadencia moral de los Estados Unidos y su ejemplo para los países latinos, el nacer de religiones o falsas doctrinas que tienen apariencia de piedad, la utilización de la Palabra para lucro personal o la comercialización de la fe… todo lo anterior, hace parte del acontecer diario y de lo que implica los tiempos que estamos viviendo en medio de una sociedad camino a la decadencia moral y alejada de Dios.

 

Estamos completamente convencidos que el vivir en estos últimos tiempos, requiere ahora más que nunca de una directa y continua comunión con Dios; donde esa relación nos pueda permitir ser ese instrumento útil en la difusión de las Buenas Nuevas de salvación a través de la palabra escrita y con un testimonio transparente, para ser esas “cartas abiertas y leídas” por todos aquellos que nos rodean y nos lee. Por todo lo anterior, necesitamos de sus oraciones por este ministerio.

 

En el actuar de la inclusión de cristianos en la política los dos movimientos políticos que componen Colombia Justa Libres, tienen los mejores hombres de nuestra nación. Gente temerosa de Dios, gente capacitada para toda buena obra, gente estructurada, con experiencia, con sabiduría, es una bonita combinación de pastores idóneos y políticos con testimonio y hoja de vida limpia.

 

Me rehúso a creer que los partidos políticos seculares pueden llegar a negociar sus intereses y nosotros que tenemos el Espíritu de Unidad no estemos dispuestos a buscar una salida que beneficie a toda la comunidad.

 

Jurídicamente al día de hoy (septiembre cuatro), no existe el partido CJL como tal, no se ha podido consolidar los estatutos, no tenemos Personería Jurídica, no se ha podido reclamar la devolución del dinero por las pólizas, no se ha podido reclamar el dinero por los votos obtenidos, no se tiene el nombre o nombres de los presidentes del partido y por consiguiente no se pueden tomar decisiones futuras de cómo  va hacer el proceso y candidatos para enfrentar las próximas elecciones que ya está a menos de quince meses.

 

Por nuestra parte, hemos llegado a la edición #229, son diez y siete años continuos utilizando este medio para predicar “A TIEMPO Y FUERA DE TIEMPO”, creemos que solo la misericordia de Dios nos ha sostenido, básicamente por ese sentir de incluir Siempre la Palabra de Dios en nuestras paginas.

 

Amado lector, solo Jesucristo es el camino para la salvación y la vida eterna, solo Jesucristo puede sanar ese corazón herido.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.