CORPORACIÓN DIOS ES AMOR

CDA COLOMBIA, Palabra y Hechos.

Motivados por la misericordia, la compasión y el amor por los necesitados,  inspirados por su suegro, el misionero Lindsay Christie; Missy y Carlos Eduardo  dan inicio a la Corporación Dios Es Amor, una hermosa organización que año tras año se ha convertido en un agente transformador de familias, comunidades y por ende, de todo un país.

Carlos Eduardo Acosta, es el vicepresidente de CDA, entidad cristiana de desarrollo social que próximamente celebrará 20 años de fundación

¿Quién es Carlos Eduardo Acosta?

“Un padre de familia, esposo y un miembro más de la grey del Señor. Médico y Cirujano general, diplomado en Gerencia y Auditoria en Salud. Soy un cristiano convencido de la necesidad de incidir positivamente en nuestra sociedad a través de la vivencia y aplicación de los modelos, principios y valores plasmados en la Palabra de Dios.

 ¿Cómo nace la idea de crear la Corporación Dios Es Amor?

“La Corporación nace de un trabajo misionero de muchos años,realizado por mis suegros, nativos de Nueva Zelanda; quienes paralelamente a su ministerio al frente del Centro Cristiano de Consejería, Club 700 y el periódico Desafío, a raíz de sucesos personales ocurridos aquí en Colombia, deciden trabajar arduamente por las clases menos favorecidas de nuestro país, creando oportunidades y dándoles a conocer del amor del Señor, en palabra y hechos. Evangelismo compasivo, donde el mensaje compartido, es respaldado con acciones tangibles. En el año 91, fundaron un colegio en Altos de Cazuca, uno en Lucero Alto y otro con niños del ‘Cartucho’; siendo uno de los pocos ministerios que estuvieron en el sector. Tristemente, poco tiempo después, le diagnosticaron cáncer a Lindsay, quien después de una batalla intensa y una dejándonos una lección de fe, partió con el Señor en el año 1994.

 ¿Quién quedó a cargo de la importante labor que había iniciado el misionero Lindsay Christie?

 “Aunque Missy es su hija menor, fue a ella a quien delegó esa tarea. Oramos y con todo mi apoyo asumió este importante encargo y es así como en el año 96 agrupamos todas las nacientes obras de misericordia, bajo una sola organización, CDA, que hoy se ha consolidado por la gracia de Dios como una reconocida organización de desarrollo, certificadpag-5-carlos-acosta-1a en los más altos estándares internacionales de calidad.‘Una familia transformada debe impactar en la comunidad y una comunidad transformada, debe impactar al país’. El trabajo de CDA comprende diferentes proyectos agrupados en cuatro focos programáticos: Infancia y Juventud, donde está incluida educación; Generación de Ingresos, con un programa de capacitación técnica y una microfinanciera; Familia y Liderazgo, destinado a fortalecer la comunidad; y Necesidades Básicas, incluida salud y ayuda humanitaria. Este modelo de desarrollo comunitario basado en la Palabra de Dios, lleva veinte años rompiendo ciclos de violencia, pobreza y desesperanza; es por esto que muchas organizacionesse han interesado en conocerlo”.

 ¿Cómo define a Lindsay Christie?

 “Si quisiera definirlo en una sola palabra, de seguro ‘Siervo’ es la correcta. Él fue un hombre obediente a la voz de Dios, que trabajó mucho por la unidad de la iglesia; siempre recalcando que son más las cosas que nos unen, que las que nos separan. Lindsay Christie, vivió el evangelio completo y me permitió ver un cristianismo práctico, más activo, más integral y más social”.

 ¿En que radica el éxito de la Corporación Dios es Amor – CDA?

“Radica precisamente en ser obedientes a la visión que dio el Señor y como equipo mantenernos fieles, aprender y buscar cada día una mejor forma de hacer las cosas”.

 ¿Cuál es el balance de la gestión?

“Es muy positivo. Miles de vidas han sido transformadas y restauradas por el poder de la Palabra del Señor, familias han transformado totalmente su condición y cientos de jóvenes hoy son bachilleres y profesionales de bien, que contribuyenen la construcción de la Colombia prospera  y  justa que todos soñamos”.

 ¿Qué mensaje tiene para el liderazgo cristiano?

Tenemos que ser muy entendidos en los tiempos; la Palabra no nos dice que el pueblo fallece por falta de oración, de alabanza o por falta de fe; dice que perece por falta de conocimiento. Requerimos una iglesia activa, que trascienda los muros, que esté impactando la sociedad, que sea factor transformador; y no me refiero a la iglesia como organización; sino como organismo, a cada uno de nosotros. No podemos seguir pidiendo al Señor que haga las cosas que Él nos encomendó a nosotros  hacer”

 ¿Cuál es su opinión con respecto al periódico Valores Cristianos?

 “La prensa escrita, requiere la presencia y la voz de los cristianos. Sé lo difícil que es sacar adelante esta labor, pero es un esfuerzo que vale la pena continuar. Considero que Valores Cristianos ha sido constante y con gran dedicación se ha mantenido dentro del contexto de la prensa cristiana en Colombia; ante lo cual es evidente el respaldo de Dios”.

 

PBX (571) 6076500   /   info@cdacolombia.org   /   Carrera 7 No 35 – 20 Bogotá D.C. – Colombia.

http://www.cdacolombia.org/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *