Cumpliendo el legado de Jesús.

 

La sociedad actual se construye cada vez más en las aparentes “soluciones humanas” como respuesta a la gran cantidad de problemas de carácter social, que de forma intencional parecieran llevar inmerso el propósito de sacar por completo la Palabra de Dios y el mensaje de Salvación como fuentes integrales en la construcción de valores y principios tan necesarios y hoy escasos en el mundo entero. A esto es lo que los humanistas denominan como la “Evolución de la sociedad”, siempre teniendo como referente la autonomía e independencia con el Reino de Dios. Frente a esto, cabe la pregunta ¿Cuál y de qué forma ha sido el papel de la iglesia universal en estos tiempos donde se hace tan evidente la necesidad de Dios? o mejor, ¿Estamos cumpliendo con eficacia el legado de Jesús? ese legado que nos exhortó a ver con ojos de misericordia fuera de nuestras iglesias y así llevar a cabo la gran comisión, ese que nos impulso a esforzarnos por vivir en completa santidad y así poder mostrar la Luz de Cristo en nuestras vidas y el mismo que nos enseño a amar a nuestros semejantes como a nosotros mismos.

 

La responsabilidad social que hoy las iglesias tienen comprende una tarea importante que pareciera estar olvidada por gran parte de ellas o mejor delegadas a un estado que con políticas contaminadas quieren imponer un orden carnal y distante al orden de Dios, es por esto que desde nuestro ministerio social “Jesús Legacy” hacemos un llamado por medio de este articulo para dejar de lado la indiferencia a las necesidades espirituales y físicas que hoy experimentamos como sociedad. Desde hace varios años, Dios nos revelo en medio de un concierto de uno de los grupos cristianos más famosos a nivel mundial lo endurecido que puede estar el corazón de muchos que dicen tener el amor de Dios; en dicha ocasión la boleta tenia un alto costo y la fila para entrar era bastante larga, justo al lado vimos familias que se acercaban buscando ayuda, aducían ser desplazados, la gran mayoría ni siquiera lo sentían dignos para voltear y mirarlos, ¿cuanta indiferencia puede existir para apagar la luz de Cristo? un pan para esa familia no costaría ni una décima parte de lo que costaba la boleta y menos un alimento espiritual que sería eterno si se daba de la forma adecuada. Hoy soñamos con enseñar la verdad y así concientizar a todo el pueblo cristiano de que en un mundo lleno de caos y necesidad, esta la oportunidad para mostrar el mismo amor y misericordia que Dios mostró por nosotros. Pongamos en practica Isaías 58:6-8.

 

 

Pastores: Carlos Vargas y Viviana Peña.

Fundación Jesús Legacy

Iglesia Filadelfia J.V

Av 68 No18-49

Bogotá.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.