Fabián Sastre: El pastor de la modernidad.

En el sur de Bogotá se levanta una de las iglesias que más acogida ha dado a la familia cristiana, “El tiempo de su Gloria” que hace 8 años abrió las puertas para el servicio de Dios y su evangelio, allí en uno de los sectores que en su tiempo fue más estigmatizados de esta ciudad, un hombre fue llamado al servicio de evangelizar y llevar esperanza, motivación, fe, pero sobre todo dar a conocer la Palabra de Dios.
Fabián Sastre, es un joven pastor de tan solo 35 años, quien ha tenido la motivación de llevar el evangelio a una de las localidades más grandes, ya que se cuenta con más de dos millones de habitantes y quizás uno de los sectores de menos renombre.
El pastor nos cuenta que, en una de sus clases, en donde él estaba tomando apuntes, interiormente le preguntó a Dios, ¿Cuándo es tu tiempo? ¿Cuándo vendrá tu gloria a mi vida? Y fue en ese momento cuando el Espíritu Santo, le dio la visión y la misión de la iglesia y le entregó así el nombre de la iglesia “El tiempo es hoy, porque el tiempo de su gloria es continuo, es el tiempo de Dios” esto aconteció cuando él tan solo tenía 26 años y decidió dedicarse de lleno a este ministerio.
Se considera un hijo de Dios completamente, lavado con la Sangre preciosa de nuestro Señor Jesús, proveniente de una familia de pastores, además de que era ministro de alabanza en la iglesia de su padre era cantante y actualmente le sigue cantando a Dios y predicando , con un grato recuerdo nos dice que sintió el llamado pastoral en varias ocasiones, pero nos confiesa que él no quería ser pastor, a pesar de ser proveniente de una familia cien por ciento cristiana; pero nos aclara que él tenía cierto descompenso entre la extrema justicia de Dios y la extrema gracia, que viene siendo el libertinaje, más nos dice que encontró en RHEMA el equilibrio entre estos dos factores y fue allí donde logro entender el llamado pastoral que Dios le estaba haciendo. Menciona que RHEMA Cebco fue uno de los mejores momentos que le ha pasado en la vida, pues allí encontró otra forma de pensar y de ver las cosas de la vida y del cristianismo, al igual que tuvo que quitar de su mente, corazón y pensamiento muchas cosas que según él “estaban sobrando”.
El Pastor se ha caracterizado por ser no solo pastor, sino también un empresario pues es el propietario de C.L.I. (Centro Lingüístico Internacional) y dice él que se necesitan de ambas cosas para poder aportar algo bueno a la sociedad, de manera que combina lo pastoral con lo empresarial; pero su prioridad, su enfoque siempre ha sido, es y será la iglesia y ser pastor para llevar la palabra de Dios, su propósito no está en ganar en la empresa o lucrarse cada día con su empresa, si no por el contrario es ganar más personas para Cristo y poder impulsar su iglesia al máximo en donde pueda llegar a tocar todos los rincones de la nación.
Se siente bendecido y dice que apenas está iniciando esta gran iglesia, pues tiene metas proyectadas para este año alcanzar Ciudad Bolívar y el sur de Bogotá para cristo, y su propósito según afirma, es poder llegar a tener como mínimo mil personas, que es en lo que ahora están enfocados trabajando con una estrategia muy profunda que tiene fundamento en una palabra que Dios le reveló, se le abrió puerta en otros lugares, pero Dios no lo permito. y le marcó mucho la frase que cita: “ Dios no bendice lugares, bendice personas” así que cuando él se dispuso a abrir su iglesia lo hizo al norte de Bogotá, Dios no se lo permitió el lugar que Dios tenía para él era ciudad Bolívar; a lo que el pastor refiere que no es el lugar lo que hace la bendición, si no es Dios; pero él mismo nos dice que las personas muchas veces tienen errada la mentalidad, pues piensan de manera diferente porque sea uno u otro sector; y fue así su primer reto en esa localidad de cambiar la mentalidad de los habitantes, que le mismo Dios que bendice esas mega iglesias de cuarenta mil asistentes, es el mismo que los bendice a ellos, el mismo Dios del Norte mismo Dios del sur, sin diferencia alguna
Muchos de sus asistentes en un principio llegaron sin nada, y hoy en día con orgullo el pastor puede decir que son empresarios proyectados a un gran futuro, pues han encontrado el verdadero mensaje que Dios ha tenido para cada uno de ellos.
Sastre se ha caracterizado por ser uno de los pastores más jóvenes, emprendedores y con ideas cada vez nuevas y mejores en busca de un futuro mejor, pues ya cuenta con grupos empresariales desde su iglesia ya que durante diciembre estuvo en oración, pidiéndole a Dios que tuviera un espacio para CLI en este año, y así fue como Dios le hablo y le dio esa gran oportunidad, y dice que cuando refiere a que “Dios le habla” no es por medio de una voz que se escuche, o a la mente, si no, por el espíritu, sintiendo la paz, y la tranquilidad que el mismo Dios le dio, cuando le dijo que iba a poder bendecir a los hermanos que querían estudiar el idioma ingles pero que no contaban con los recursos, entregándole a los hermanos matricula gratis, ingles básico 1 y básico 2, intermedio I y II, y avanzado, más pensiones gratis, con materiales todo gratis durante tres años, pero el pastor en medio de risa nos dice que se le ocurrió una pregunta para el Espíritu Santo, ¿y con qué nos vamos a mantener? Entonces adopto una forma de ingreso para estos cursos que se dictan cada sábado durante dos horas, las cuales los asistentes pagan solo $5.000 por cada hora, esto refiere a $40.000 al mes, que mientras si se compara con cursos de otros institutos saldrían mensualmente no menor a $500.000 y es ahí donde nos dice que si se pusiera en una balanza sería equitativo pues con él está la ayuda divina.
Nos hace la invitación para que nos unamos a esta gran oportunidad que Dios nos brinda para poder llegar a hablar la segunda lengua más usada a nivel mundial, y pide también para que todos oremos por él, para poder continuar con ese ministerio y seguir ayudando cada día a más personas.
Agradece a Valores Cristianos por su compañía y apoyo en este reto y caminar diario, le pide a Dios que siga siendo un periódico de renombre nacional e internacional y sea también nuestro periódico la forma de llevar el evangelio a cada corazón, a cada rincón de Colombia y del mundo entero, abriendo puertas para Dios y logrando hacer entender que para Dios nada es imposible y que, junto a Valores Cristianos, podemos decir que este es, El tiempo de su Gloria.

Por: Felipe Izquierdo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.