santidad

¿QUÉ SUCEDE EN LA HERMOSURA DE SU SANTIDAD? (2ª parte)

Apocalipsis 4: 10 (RV60)…10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono…

 

En la hermosura de Su Santidad no hay un altar hay un TRONO. Sentado en el trono”, significa que Cristo tiene gobierno, poder y autoridad. Ese trono, que para el creyente es un trono de gracia, para quienes rechacen a Jesucristo será un trono de juicio.Dios cambio el altar por el trono. En el Antiguo Testamento los hombres y mujeres para levantar adoración erigieron altares. Pero ahora en el Nuevo Pacto, el altar hace referencia a Jesucristo. Ya no tenemos más altares. Ahora el altar es una persona no un lugar. Jesús mismo es el altar, expresado en la cruz del calvario. El creyente ahora no adora en un altar, adora al que está sentado en el trono. Y solo hay uno sentado en el trono: Jesucristo.

 

Cuando le adoramos, Cristo nos dice: todo el gobierno y el poder que tengo se lo delego a mi iglesia. Cuando un creyente se postradelante del que está sentado en el trono”, al levantarse podrá decir: ningún pecado, adicción, insensatez, enemistad, ofensa, enfermedad, tiene autoridad, ni poder ni gobierno sobre mi vida. ¿Por qué? porque quien se encontró con la hermosura de Su Santidad, es transformado en aquel que es Hermoso y que es Santo. Adoración es mucho más que un simple momento un domingo de reunión. Adoración es el lugar de los divinos encuentros para transformación y para ser influencia en el mundo.

 

En el reinado del rey David, hubo adoración durante 40 años ininterrumpidos, esto preparó a David para gobernar y llevar a Israel a grandes victorias. Ahora en el Nuevo Pacto Dios dice que le podemos adorar los 7 días de la semana, las 24 horas del día, los 365 días del año,  sin interrupción alguna y por la eternidad, pues Dios mismo decidió habitar en el creyente, haciéndonos  templos de su Santo Espíritu, pues Él quiere gobernar a través del creyente. Dios dice: yo quiero dominar a través tuyo, yo quiero amar a través tuyo, yo quiero que tú perdones, porque yo voy a perdonar a través tuyo. Yo quiero que tú seas una expresión de mi gloria. En la hermosura de su Santidad es preciso tener una visión de trono, esto es tener una visión de autoridad y de dominio sobre las circunstancias. Visión de trono es entender que solo Jesucristo tiene autoridad sobre su vida, no el mundo ni su sistema. Visión de trono es tener una actitud de “reinar en vida” (Romanos 5:17), en esta vida. Santidad no son conductas, no es un buen comportamiento, estos serán el resultado del reflejo de quien soy en Jesucristo en mí, pues fuimos hechos a su “imagen y semejanza”. ¡Tenga hoy visión de trono!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *