La Fe y el Afán no se mezclan

Cada persona aquí en la tierra ha sido diseñada para cumplir un propósito y un Llamado establecido por Dios. El profeta Ezequiel nos dice en el capítulo 38:7 “¡Prepárate, alístate!” cada uno de nosotros debemos estar en esa constante labor para cuando Dios abra puertas, ya que, Dios al que llama, capacita…, pero el Llamado y el estar Separado para Dios, son dos cosas muy diferentes.

 

En Romanos 1:1 dice: – “Pablo, siervo de Cristo Jesús, LLAMADO a ser apóstol, APARTADO para anunciar el evangelio de Dios”. Primero recibimos un Llamado, ese Llamado es para que seamos siervos obedientes, y en ese proceso de aprendizaje y limpieza de toda la contaminación de nuestra pasada manera de vivir, vamos obteniendo el ser Separado para Dios = a Santidad. En Mateo 23:11 El más importante entre ustedes debe ser el sirviente de los demás”.

 

Un requisito primordial del Llamado es la humildad. I Pedro 5:6 Así que humíllense ante el gran poder de Dios, y a su debido tiempo, Él lo levantará con honor” esto no enseña que “La Humildad antecede a la Promoción”.

 

Es maravilloso como en Hechos de los Apóstoles 13:2 dice el Señor: “Sepárenme a Bernabé y a Saulo para la obra a lo que los he llamado.” Dios mismo es el que selecciona y separa del montón, a la persona que a destinado para un objetivo específico. Ahora, durante este proceso de separación a vivir una vida de santidad, Dios nos puede pasar por los cinco ministerios, independientemente que nos guste o no, ya que a todo oficio o labor la debemos hacer con amor y abnegación a “Aquel que nos tuvo por fiel, poniéndonos en el ministerio”, cada sitio y cada labor que desempeñemos, la debemos tomar como un gran privilegio ser escogidos para realizarla.

 

Isaías 1:19 dice: “¿Están ustedes dispuestos a obedecer? ¡Comerán lo mejor de la tierra!”, para cumplir con el Llamado debo estar dispuesto a la obediencia en TODO!!!,

 

1.- LLAMADO 2.- PREPARACION PARA EL LLAMADO 3.- SEPARACION PARA CUMPLIR EL LLAMADO

 

Vemos claramente en el profeta Jeremías este proceso (1:5) “—Te conocía aun antes de haberte formado en el vientre de tu madre; antes de que nacieras, te aparté y te nombré mi profeta a las naciones –“

 

Aquí en este proceso es donde muchos cristianos se desvían, o se estancan y terminan renunciando a su Llamado. Todo depende de cada uno de nosotros. A veces Dios nos lleva a hacer cosas imposibles, proyectos difíciles, decisiones arriesgadas…, únicamente para demostrarnos su gloria y señorío. Toda labor a desarrollar dentro del reino espiritual se requiere de FE. ¡¡Estar convencidos que ese proyecto humanamente imposible de realizar, pero en Dios YA está resuelto!! No importa el tiempo kronos…, para poder comprender que en el tiempo Kairos, nos permite desarrollar la paciencia, tranquilidad, confianza que todo está bajo control. Es por ello, que expresamos: “La Fe y el Afán no se mezclan”.

 

Muchas veces en la búsqueda de poder hacer la voluntad de Dios, nos quedamos esperando a que Dios nos hable audiblemente para cada decisión diaria que debemos tomar, pero: “Dios no me dice lo que tengo que hacer…, pero si me dice a donde voy a llegar”. Por lo tanto, debo mantenerme Fiel en el punto donde me encuentro en ese momento, haciendo la labor que me corresponde, trabajando de la mejor manera posible, siendo testimonio en todo momento, sabiendo que Dios nos va a promover a su debido tiempo.

 

En el libro de los SaLmos 27: 14 dice: “Espera con paciencia al Señor; sé valiente y esforzado; sí, espera al Señor con paciencia” el desarrollo de la paciencia, el saber esperar en el Señor, son de las cosas que debemos aprender para que la voluntad de Dios se cumpla en nuestras vidas…, muchas veces nos sentimos cansados de estar realizando las mismas cosas de manera rutinaria y repetitiva, nos desesperamos, queremos Ya ser promovidos para algo mas grande, nos sentimos que estamos perdiendo el tiempo…, y es ahí, que nuestra tendencia es adelantarnos a los planes del Señor. El Salmo 37:7 dice: “Quédate quieto en la presencia del Señor, y espera con paciencia para que actúe. No te preocupes por la gente mala que prospera, ni te preocupes por sus perversas maquinaciones”.

 

Recuerde: El Plan de Dios para nuestras vidas es perfecto!!!

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.