LA SALUD Y LA RESPONSABILIDAD PERSONAL

ANDRES VIDAL HUERTAS MD

 

Director Médico CM el Manantial.  Magister Farmacología U Nacional.  Magister Nutricion FUNIBER. Médico Cirujano U. Nacional.  Email: a.vidal@clinicamanantial.co

 

A nivel mundial, los sistemas de salud se ven enfrentados a un problema muy sensible. La salud tiene problemas de sostenimiento económico a nivel mundial. Todos esperamos un sistema de salud óptimos y gratis. Pero la realidad es otra, ya que todo procedimiento quirúrgico, consulta, examen, etc., tiene un costo monetario.

 

En Colombia, el Sistema de Salud pocas personas entienden cómo funciona. Dicho Sistema, cada vez es más complejo, regulado y restringido por las empresas de salud que deben generar ganancias, sin importar la verdadera salud de los pacientes.

 

A lo anterior, debemos agregar los tentáculos de la corrupción: nunca en la historia, para muchos entendidos, hubo tanto dinero para salud de los colombianos. Sin embargo, muchas EPS aducen estar en quiebra, mientras sus altos ejecutivos son investigados por la forma en que su riqueza personal creció, como lo muestran el caso de Saludcoop, “los carteles de la Hemofilia” y demás, donde el dinero de la salud fue a parar a los bolsillos de los directores de cuello blanco.

 

Varios galenos y otros profesionales de la salud hemos venido denunciando, incongruencias como, por ejemplo: Existen EPS, que, teniendo presupuesto para contratar ocho médicos en el servicio de Urgencias, pero solo contratan a dos. Claro está, se debe generar ganancias para la empresa. Pero tanto el médico como el paciente se ven sometidos a una tensión donde ninguno de los dos tiene como resolver el problema.

 

Sin embargo, afortunadamente, siempre hay otra cara de la moneda; Todos tenemos una solución a corto plazo: ver la realidad de la salud personal. Me explico: la realidad es que su salud no depende en principio de ningún sistema de salud, ni de ningún político, ni de un familiar…, de nadie que no sea usted mismo.    A que me refiero: en general, la salud es un reflejo de los hábitos, buenos o malos, de la vida que usted lleva.

 

Debemos generar un cambio de hábitos y de mentalidad, ese es un objetivo que persigue fe cristiana. En mi consultorio me veo enfrentado a esa mentalidad de mis pacientes día a día.  He reflexionado con varios de ellos argumentando que ese milagro no ocurrirá, y no porque Dios no quiera, sino porque también está escrito que “quien no trabaja, que no coma” y por no ver esta realidad, por no ser conscientes y evaluarnos con amor y sinceridad, nosotros mismos bloqueamos la posibilidad grande, real, de tener salud plena. Si queremos salud, debemos trabajar en nuestros hábitos todos los días.

 

Nuestra salud es el reflejo de nuestro verdadero compromiso de fe el cual debe verse reflejado, entre muchas otras cosas, en una vida saludable, como resultado de: hábitos de alimentación, ejercicio, tranquilidad mental y espiritual.

 

SU SALUD NO DEPENDE DEL SISTEMA…, DEPENDE DE USTED.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.