PODER

Poder del Presente Victoria del Futuro

 

Mirando lo que ha sido el 2017, con la intensificación de la maldad y calamidad nacional y global, sería fácil decir que estamos viviendo en los últimos tiempos. Pero recuerda que además de estas circunstancias naturales que suceden, existe la verdad espiritual del Espíritu de Dios que ha prometido el poder a cada hijo del Padre para saber la dirección de Dios en el presente y Su propósito hacia el futuro (Romanos 8:14-15).

 

PODER

Nos ha prometido que ese poder nos habilita para reconocer la estación espiritual en que estamos viviendo como nación, y como pueblo de Dios también, para saber cuál es la responsabilidad delegada que debemos llevar a cabo, como individuos y como Su novia. ¿Qué es lo que debo hacer hoy, mañana, este año, en este tiempo que Dios ha anunciado de antemano lo que sucederá? ¿Dónde está el plan de Dios dentro del contexto histórico de los asuntos nacionales e internacionales?

 

 

¿Estaríamos de acuerdo en decir que en el presente las cosas deben cambiar, deben avanzar y tienen que mejorar? ¿Te atreverías a creer que los planes y las estrategias de Dios son mucho más grandes y con alcances mayores de lo que tú y yo pudiéramos llegar a alcanzarnos a imaginar? ¿Crees que los asuntos de las naciones y de nuestras vidas le interesan al Padre lo suficiente como para hacer algo al respecto?

 

Yo veo que el Señor nos está mostrando que su venida está más cerca de lo que quizás habíamos creído. No sé si todavía estamos en el umbral, o si ya pasamos por la puerta, pero lo cierto es que ya se están viendo muchas de las señales que el Señor había anunciado que sucederían antes de su segunda venida.

 

PODERNosotros — su Iglesia, su novia — tenemos que estar preparados en nuestro espíritu, para comprender este tiempo en estos tiempos en los que estamos viviendo, y para estar listos para reconocer el tiempo al que estamos entrando. Siempre tengo que simultáneamente discernir el porqué de la vivencia de mi condición presente, para así comprender el para qué de mi futuro siguiente. ¿Cómo puedo estar preparado? ¿Qué hacer para prepararme a partir de la Palabra de Dios?

 

1. Adorando y Alabando – Honrarlo y dar a conocer sus obras (Salmo 22:22; 26; 27; 71:14-15; 105:1-2).

2. Meditando – Comprender Su carácter y corazón (Salmo 1:1-3; Jeremías 17:9-10).

3. Conociendo – Comulgar Íntimamente con Él (Jeremías 29:12-13; Salmo 25:14).

4. Declarando – Hablar y aplicar Su Palabra y soluciones (Salmo 17:3b; 34:13;
Proverbios 10:11, 14, 21).

5. Obedeciendo – Guardar y aplicar Sus preceptos (Salmo 40:8; Proverbios 4:20-22).

6. Amando – Demostrar Su bondad y amor (Proverbios 3:27-28; Salmo 51:6)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.