Reflexiones I

CORRER COMO LOCOS…

 

Una vez escuché la historia de un ministro que salió un día a caminar por una hilera de casas muy sofisticadas de estilo victoriano. Mientras paseaba por allí vio a un muchachito saltando en el portal de una de ellas, bella y antigua. Estaba tratando de alcanzar el timbre que se hallaba en un lugar alto al lado de la puerta, pero era muy pequeño para llegar. Sintiendo pena por el muchacho, el ministro llegó hasta allí, entró en el portal y tocó el timbre con fuerza por él.

 

Entonces sonrió y le dijo: «¿Y ahora qué, jovencito?»

 

«Ahora», exclamó el muchacho, «¡a correr como locos!»

 

El hombre juzgó mal los motivos del muchacho en la historia, pero Dios no comete errores en cuanto a nuestros motivos. Cuando estos no son buenos, nuestras oraciones carecen de poder. Santiago 4.3 dice: «Pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites».

 

A veces incluso puede ser difícil conocer nuestros motivos.

 

No podemos leer las motivaciones de los demás, pero Dios si ve nuestras motivaciones. Necesitamos continuamente preguntarnos cuales son nuestras motivaciones en todo lo que hacemos.

 

Proverbios 17:3.

 

El crisol para la plata, y la hornaza para el oro; Pero el Señor prueba los corazones.
No aplaces más.

 

NO APLACES MÁS

 

“Pues todo lo puedo hacer por medio de Cristo, quien me da las fuerzas.” (Filipenses 4:13 NTV).

 

No des más excusas Proverbios 13:4 El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada.

 

¿Cuántas veces has dicho “uno de estos días”? ¿cuántas excusas tienes? toma una decisión ya y ordena tus prioridades para que hagas lo más importante El momento de comenzar es AHORA. No la próxima semana, o el mes entrante, recuerda que el mañana no está garantizado. “No presumas hoy de lo que piensas hacer mañana; ¡nadie sabe lo que traerá el futuro!” (Proverbios 27:1 ).

 

Organízate haz una agenda con tus proyectos. Proverbios 13:16 dice, “Las personas sabias piensan antes de actuar; los necios no lo hacen y hasta se jactan de su necedad.”

 

No planear hace que tus planes fallen. Organiza tus actividades por día y para que ni lo olvides coloca avisos en tu teléfono y marca las fechas en tu calendario. Sean tareas grandes o pequeñas organízate.

 

Dile ‘NO’ al temor y enfrenta lo que más temes. A veces nos cuesta admitir que tememos a algo, pero el temor nos recuerda que somos humanos imperfectos, ármate de coraje y sigue adelante a pesar de tus temores.
La palabra de Dios te indica que con su ayuda recibes fortaleza… De su mano no hay nada que temer. En la vida hay grandes sacrificios y tremendos compromisos que debemos tomar, pero cuando nos llenamos de valor y enfrentamos la vida con el rostro en alto y la confianza puesta en Jesús veremos las grandes recompensas de una actitud positiva y emprendedora.

 

EL TELÉFONO

 

Sonó el teléfono. El pastor Hall se levantó de la cama a los tropezones, para responder. – Hola – dijo, preguntándose quién lo llamaría tan temprano en la mañana. Era un número equivocado. El pastor podría haber vuelto a acostarse, pero, en lugar de ello, siguió hablando con el hombre del teléfono acerca de la necesidad de tener una relación personal con Dios. Eso era justo lo que el hombre necesitaba oír. Unos minutos más tarde, estaba agradeciendo al pastor.

 

-Usted realmente me ayudó esta mañana -dijo.

 

El hombre contó a un amigo cómo había marcado un número equivocado y había recibido ayuda espiritual de un hombre de buen corazón. El amigo decidió llamar al Pastor Hall, y a su vez se lo contó a otro amigo. El ciclo continuó, y ese día el pastor Hall recibió 19 llamadas más.

 

Ese fue el comienzo de su ministerio telefónico. Pronto, estaba recibiendo más de dos mil llamadas por semana. Gente rica, pobre, famosa, desanimada; todos querían hablar con el pastor Hall de sus asuntos espirituales.

 

El pastor tuvo que hacer que le instalarán teléfonos, y el ministerio telefónico se convirtió en un proyecto de tiempo completo. Durante los siguientes once años, antes de que muriera en 1951, el pastor Hall habló con, por lo menos, setecientas mil personas. Y todo comenzó por un número equivocado.

 

Tú y yo podemos compartir el amor de Dios con quienes nos rodean de maneras ilimitadas.

 

1 Corintios 12:5-6 Está atento a esas oportunidades especiales, y permite que Dios te utilice para servir a otros.

 

QUEREMOS ESTAR EN EL HOGAR DE DIOS

 

El aspecto más nocivo de la vida contemporánea es que sólo se piensa a corto plazo. Para sacar el máximo provecho de su vida, tiene que mantener continuamente la visión de la eternidad en su mente y el valor de la eternidad en su corazón. ¡La vida es mucho más que el aquí y el ahora! El hoy es sólo la punta visible de iceberg, La eternidad es todo lo resto de la vida que no ve debajo de la superficie. Un día su corazón dejará de latir, ese será el fin de su cuerpo y de su tiempo en la tierra, pero no será el fin de usted. Su cuerpo terrenal es sólo una residencia temporal para su espíritu. La biblia llama a su cuerpo terrenal una “tienda de campaña” pero se refiere a su futuro cuerpo como una “casa”.

 

“Bien sabemos que en este mundo vivimos como en una tienda de campaña, que un día será destruida. Pero en el cielo tenemos una casa permanente, construida por Dios y no por seres humanos.” 2 Corintios 5:1 TLA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.