Sermon

El Sermón Del Monte.

Mateo 5:1-7:29

Este mundo es cada día un lugar más complicado, lleno de corrupción, violencia, terrorismo y toda clase de sufrimientos; nuestro país no es una excepción. Se necesita un cambio, de eso, todos estamos de acuerdo. Puede haber muchas sugerencias de cómo cambiar la situación, las cuales pueden ser muy buenas y válidas.
Creo que algo de mucha importancia es considerar nuestras vidas como cristianos.

 

Es urgente volver a las Escrituras, estudiar y vivir las verdades que enseñaba Jesús en el Sermón del Monte porque son la esencia de su enseñanza. Me gustaría compartir unos pensamientos sobre este mensaje por un tiempo, si Dios lo permite.
El Sermón del Monte ha sido denominado: “El Manifiesto del Rey”; “La Carta Magna del Reino”; y también “El Documento Central de la Fe Cristiana”. Encontramos en este sermón una descripción exacta del Reino de Dios.

 

LA ENSEÑANZA
La Palabra de Dios dice: “Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.
Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo: Mateo 5:1,2.

 
Jesús enseñó estas verdades a sus discípulos para que ellos después las transmitieran a otros. Aunque fueron dadas hace dos mil años son muy relevantes hoy. La persona que ha recibido a Jesús como Salvador y Rey en su vida, pertenece al Reino de Dios. El reina hoy en el corazón de su pueblo.

 

 

Sermon

Toda la enseñanza fue dada para los que habían nacido de nuevo por medio del Espíritu Santo. Cuando leemos estas verdades podemos ver que no es posible cumplir con todo en nuestras propias fuerzas. Únicamente los que han recibido el poder del Espíritu Santo y viven bajo Su control, pueden practicar el Sermón del Monte.
Sería muy difícil amar a nuestros enemigos, bendecir a los que nos maldicen y perdonar todas las ofensas sin la ayuda del Espíritu Santo. El fruto del Espíritu tiene que crecer en cada uno.

 
Jesús vino a este mundo, murió, resucitó, ascendió al cielo, para que su pueblo pudiera vivir el Sermón del Monte. Vivir y cumplir esta enseñanza nunca lleva a una pérdida, al contrario, trae mucha bendición, gozo y satisfacción.

 
LAS BIENAVENTURANZAS Mateo 5:1-12
Estas verdades expresan la felicidad del pueblo de Dios. Son exclamaciones de alegría.
La palabra bienaventurado significa dichoso, feliz, aquí tiene que ver con una bendición de Dios. Que felicidad es conocer a Jesús como Salvador y Señor, entregar todo a Él y vivir para El.
En las bienaventuranzas encontramos una descripción de lo que significa ser cristiano, describen el carácter. Todos debemos manifestar estas características. No es posible elegir las que nos parecen atractivas. Todos tenemos que ser; pobres en espíritu, mansos, pacificadores etc.

 
Solamente el Espíritu Santo puede producir esto en nosotros, nunca es una disposición natural.
Para atraer a otros que no conocen a Jesús, tenemos que comenzar a vivir como ciudadanos del Reino de Dios. Muchos del mundo llegarán a nuestras iglesias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.