Siguiendo los pasos de su padre

Ricardo Arias Macías busca rugir en la Cámara de Representantes por Bogotá

El hijo del ex presidente del Fondo Nacional del Ahorro, Ricardo Arias Mora, ahora busca un lugar en el Congreso de la República con la legislación que inicia este año. Las convicciones de este joven político, lo han llevado a unirse a la fuerza del movimiento Colombia Justa Libres, el cual lleva más de 15 años construyendo un programa a nivel nación. La unidad investigativa de Valores Cristianos habló con él a propósito de su aspiración y las posibilidades reales que tiene para ganar una curul en el legislativo.

 

¿Quién es Ricardo Arias Junior?

 

Nací en Armenia pero llevo viviendo en Bogotá cerca de 15 años. Por aquél entonces, estaba encaminado hacia el fútbol, una de mis grandes pasiones, ya que venía desarrollándome muy seriamente en ese deporte, lo cual me llevó a que la vida me presentara una propuesta muy seria para ir a Argentina a seguir creciendo en esta disciplina. Sin embargo, había al mismo tiempo una realidad profesional que yo quería cumplir, hacer una carrera, terminar mis estudios profesionales y entonces debía tomar una decisión. Así escogí venir a la Universidad Externado de Colombia, en donde la carrera que elegí para estudiar fue la de Gobierno y Relaciones Internacionales.

 

Posteriormente, cuando terminé los estudios de pregrado, me fui a Italia a profundizar en la lengua. Después de esto vuelvo a Bogotá, en donde empiezo una carrera de servicio público como secretario privado de Angelino Garzón, quien era en ese entonces el Vicepresidente de la República, con una tarea muy puntual. Bien se sabe que al Vicepresidente, la Constitución no le asigna funciones, sino las que el presidente le encomienda, entonces en ese momento, el Presidente le encarga, entre otras cosas, la Política Pública de Derechos Humanos en Colombia, a su vez, él me encomendó un capítulo de esa política, sobre Empresa y Derechos Humanos; conciliación y armonización entre el libre desarrollo y las comunidades en sus regiones.

 

Así yo me dedico a esa área y también a ser una especie de enlace entre laVicepresidencia y la comunidad internacional. Luego de eso le pude servir a las víctimas del conflicto armado desde la Procuraduría General de la Nación, fue un tiempo enriquecedor porque ahí uno conoce la realidad desde el punto de vista de las víctimas. Luego pude culminar mi Maestría en la Universidad de Los Andes, la hice en un programa que se llama Estudios Interdisciplinarios sobre Desarrollo.

 

¿Se arrepiente de haber escogido al servicio público sobre el fútbol?

 

Cuando yo termino mis labores en la Procuraduría, conozco a una persona a través de mi papá, él se llama Samuel Azud y trabajó en el gobierno algunos años. Sin embardo es una persona que se ha dedicado, siendo esta una de sus grandes pasiones,al desarrollo. En su momento me dijo, ¿Cómo hacemos para que los niños en Barranquilla salgan de la pobreza y de sus barrios en donde las oportunidades están muy lejos para ellos? En ese momento nos percatamos que en Barranquilla a los muchachos les encanta jugar fútbol. Él dijo, ¿Por qué no buscar la manera de que este deporte sirva para la cohesión social? Pude trabajar con él en algunos programas orientados en ese campo y ahí se encontraron dos pasiones…, mi profesión y el fútbol, así pude ver cómo el deporte efectivamente puede ser una herramienta muy fuerte para ayudar.

 

¿Por qué quiere ser Representante a la Cámara?

 

Me he propuesto recuperar la imagen que en este momento existe del Congreso de la República y de muchas instituciones del país que son importantes. Lamentablemente, aunque son indispensables para el desarrollo de Colombia, hoy hay apatía generalizada eindiferencia; es más, donde yo voy, la gente me dice, ¿Para qué se mete a eso?¿Cuál es la necesidad? Bueno, justamente la necesidad es recuperar estas instituciones, desde las que personas le han hecho mal al país y demostrarles, en este caso a los jóvenes, que se puede hacer una labor legislativa ordenada, con experiencia y dedicación, basados en principios y en valores que de cuna nos enseñaron.

 

Ud. representa a esa nueva generación de los millenials.

 

A nosotros nos llaman los emprendedores políticos porque es difícil imaginarse lo trabajoso que fue, ver ahorita gracias a Dios, el 11 de Marzo nuestro León en el tarjetón. Esto no fue por un aval, sin desmeritar los casos que sí; pero nosotros escogimos una vía que es la más complicada y somos conscientes de eso.Hoy nos sentimos orgullosos de poder haber realizado este proceso porque podemos mostrarles a los jóvenes que nuestra causa no es el sueño de llegar al Congreso de la República, sino que este ese es un objetivo más. Hemos trabajado desde antes, cuando empezamos a caminar hacia la Alcaldía de Bogotá y también al Concejo.

 

El cabeza de lista de Colombia Justa Libres por Bogotá es Carlos Acosta y usted va en segundo renglón, ¿Alcanzaría a entrar?

 

Yo desearía que estemos cerca a los 300.000 respaldos, con los cuales podríamos pelear una sexta curul. Yo estoy seguro que también en el Senado va a ser parecido, y así vamos a poder decidir sobre temas de Bogotá; ya se vienen los ediles y nosotros debemos tener uno cristiano de Colombia Justa Libres en las 20 localidades, en el concejo también debemos aumentar representación.

 

¿Se considera cristiano?

 

Totalmente

¿Qué le copiaría a su papá y qué es lo que no le gusta de él y no quiere repetir?

 

Le copiaría que él pone a Dios en todo. Mi padre es un hombre que se levanta a las 4:00 am y le entrega su día, cada decisión que toma, cada proyecto que se imagina, le entrega cada estrategia a Dios y con base en eso, lleva su día íntegramente y él dice que es gracias  a eso que ha obtenido los triunfos que ha tenido.

 

Yo no encuentro algo que no quisiera copiar de mi papá, porque hasta el madrugar me parece muy bueno. Yo no lo hago tanto, porque es que madrugar como él es un nivel muy alto, pero sí soy una persona que se levanta temprano. Él tiene un dicho que es que: “Todavía no le ha encontrado un solo defecto a madrugar…, pero sí todas las ventajas”.

 

Tal vez una cosa no me gusta…, mi papá tiende a pensar muy poco en su descanso, muy poquito y eso es importante, no sólo para uno, sino para las actividades que está realizando.

 

¿Cree usted que el voto cristiano es suficiente para llegar a la Cámara o está conquistando otros votos fuera del cristianismo?

 

Durante mi universidad, durante los años que he trabajado en el gobierno, los que he estado como independiente, lo he hecho con todo tipo de personas, no solamente cristianos y muchas de esas personas hoy hacen parte también de este equipo; muchísimas, pero no me queda la menor duda de que nosotros vamos a ser los representantes cristianos, pero para toda la ciudad y para todo el país y usted sabe que en la ciudad hay muchas personas que tienen religiones diferentes y creencias distintas; también seremos los representantes, pero si usted me pregunta en votos, no me cabe la menor duda que el voto de los cristianos nos pone en el Congreso de la República

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.