Un teólogo de apellido Alemán

“Con el propósito de restaurar los principios bíblicos en las vidas de las personas, viviendo un estilo de vida llamado ADORACIÓN, es decir Fe en Su Gracia, El pastor Ernesto Alemán junto a su esposa Virginia comenzaron la iglesia “Palabra y Adoración”

Ernesto Alemán es un enamorado de la Palabra de Dios, y lo dice claro y sin rodeos, de una “Palabra relevante, bien trazada, bajo el Nuevo Pacto”. El llamado de Dios, quien además lo doto de una capacidad para la predicación y la enseñanza, lo llevo a fundar la Iglesia Cristiana Palabra y Adoración, que tiene, como su nombre lo indica estos dos y fundamentales pilares como base para permitir el Señorío de Cristo en la vida de sus miembros.

Aunque conoció del Evangelio en 1978, a través de la Renovación Carismática Católica y luego estudió Teología en la Universidad Javeriana, Dios lo tenía planillado para llevar a otros como él, a enamorarse del Señor. De sus tiempos en la iglesia tradicional, recuerda que era un católico muy particular, pues no participaba asiduamente de todas sus prácticas.

El Pastor Ernesto, fue mentoreado en sus inicios de la vida cristiana por el pastor Manuel Kronfly (Iglesia Filadelfia) y con él mantiene una relación muy cercana. Posteriormente conoció el ministerio de Kenneth Hagin el cual siguió edificándolo en la profundidad de La Palabra y su confesión. Es por ello que desde el 2003 desde las Escuelas Bíblicas de Rhema Colombia y Cebco imparte la Verdad de La Palabra, bajo la dirección de su pastor John Romick. 

Ernesto es partidario de un cristianismo integral doctrinalmente, que evangelice, que discipule, que es mucho más que dar clases;  que ministre por la obra del Espíritu Santo en donde la adoración sea la respuesta del creyente ante Su Gracia extraordinaria, que enfatice la verdadera identidad del creyente, quienes somos en Cristo, la Nueva Naturaleza que tenemos en Él, y de todo aquello que Cristo ganó para el creyente. De esta forma vivir una relación dinámica con el Señor y una fe basada en lo que Cristo hizo por nosotros y no en lo que hacemos para tratar de merecer su amor.“Cuando entendemos esto, caminamos en fe y vivimos en libertad”, agrega.

“Cada creyente debe mantener una relación viva con el Señor y una fe basada en lo que Cristo hizo por nosotros, y no en lo que hacemos para “merecer” el amor de Dios”.

Algo que le ocupa al pastor Ernesto, es el“marketing” del cristianismo hoy día y la poca profundidad en la enseñanza correcta de la Palabra. De esta manera, en respuesta a ello y al llamado que hay sobre él y su esposa, comenzó la iglesia Palabra y Adoración, hace casi 20 años, en donde actualmente se congregan alrededor de 600 miembros. Hoy en día está  ubicada en la ciudad de Bogotá (Av. Calle 72 #73A-63, Tel: 2232187) y aunque viene realizando dos reuniones dominicales, el espacio que tiene ya le quedo pequeño. Él se ve junto con la iglesia con mucha expectativa hacia el futuro, con jóvenes como su única hija Daniela, de 19 años que le sirvan al Señor con sus dones, talentos y profesiones, en un ministerio significativo, relevante; un equipo de adoración y alabanza apasionado de manera extrema por Su Presencia y muchas familias marcando la diferencia en esta tierra. Gentes arraigadas en La Palabra de Gracia y Fe. 

Como teólogo, admira a Martín Lutero, precisamente por tener a Jesús como el centro de las Escrituras y nos invita a entender, quinientos años después, el espíritu de la Reforma.

El Pastor Ernesto Alemán disfruta la vida integralmente. Le gusta ver buen fútbol, es hincha del Santa Fe, del Barcelona y del Arsenal. Además es un buen lector. Le gusta disertar sobre política, historia, deportes y como dicen por ahí, sobre lo humano y lo divino; vive con su corazón y su pasión en las Escrituras. De ahí que su apellido terrenal lo conecte con su pasión celestial, de persistir en el legado del teólogo alemán Martín Lutero, pasión que construye día a día sin descanso.

http://www.iglesiapalabrayadoracion.com/palabra/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.